Monday, March 26, 2007

Los Ministerios

Lo sentimos, desde el corazón, una vez más: hemos de cancelarles la fiesta. Aunque la cosa se veía color de hormiga desde hace un tiempo ya, la convivencia iba este viernes treinta del mes en curso. Prentendíamos celebrar con bombos y platillos. El Desorden, presto, quería dar un golpe de timón y un espaldarazo a Blanlot, doña Vivi y a Veloso, doña Paulina. Estábamos agradecidos del poder femenino ascendido en La Moneda, criolla Moncloa, digna Casa Blanca, pequeña Casa Rosada, feliz Palacio de Gobierno.

Pero no. Nuestros planes, una vez más, y sin previo aviso, en una acción sin precedentes (ya lo decía Amaro, hoy mismo), han sido desbaratados por los asesores del Segundo Piso. Sin ministras no hay gastos reservados ni de representación; no más vouchers con tickets de restaurant que podamos usar en El Parrón; no tenemos ahora la posibilidad de celebrar a nuestras encargadas de la Alta Dirección Pública.

Hasta nuevo aviso, queridos cibernautas. Y ahora le pedimos encarecidamente a VIera-Gallo que nos considere como su soporte para nuevas fiestas, que podremos nuevamente cancelar.

Porque nos gusta cancelar, y que nos cancelen.

1 Comments:

Anonymous El 4 de Chile said...

Aun estamos esperando por la fiesta conmemorativa del arrivo de Cortázar, don Raúl, al gabinete de los transportes... o es que también se suspendió, esta vez por falta de micros.
De ser así, espero una pronta corroboración, para avisarle a Andrea Casiraghi.

11:36 AM  

Post a Comment

<< Home